• Redacción

El cuento como registro de quienes no tienen voz: Montenegro


La voz de quienes viven la cotidianidad de un campo invisible y subyugado por la violencia de la guerrilla en Colombia, es retratada en el libro de cuentos “Días de infortunio” de la escritora Annie Montenegro, quien presento su obra en la Feria Universitaria del Libro (FUL) 2019, que se lleva a cabo dentro de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

Esta antología de seis cuentos busca reescribir la historia oficial de la guerra en Colombia a partir de las voces de quienes no han sido escuchados. Es a través de las narraciones que la madre, tías y abuela de Montenegro contaban en la cocina de sus casas; en el departamento de El cauca, que la escritora logra salir de los lugares comunes que trae consigo el campo con el fin de conmover al lector.

Annie Montenegro compartió con los asistentes el proceso creativo que la llevó a narrar dichas historias, que inicio con la presión de un amigo para inscribir el cuento “Antonio”, que conforma la antología, al Premio Nacional de Cuento “La cueva”, uno de los más reconocidos en el país, donde terminó entre las 30 finalistas entre más de mil 500 textos.

El reconocimiento le sirvió de impulso para plasmar cinco historias más, donde aborda desde la desaparición de mujeres a causa del acoso sexual en “Habrá que seguir pegando carteles” hasta la tragedia que sufre un campesino por la muerte de su perro en temas tanto cotidianos como violentos, para esta región considerada una de las más militarizada del país, a causa de la presencia de la guerrilla.

La escritora narró que fue un camino difícil el recolectar las vivencias de sus amistades, vecinos e incluso familiares, debido a la preocupación de su madre por exponerla a la represión del Estado o incluso de los mismos pobladores. Sin embargo, Montenegro tiene entre sus planes continuar con el rescate de la memoria en cuanto a las mujeres que lucharon durante el momento más sangriento de la guerra en Colombia, y cuyos registros desaparecieron.

“En Colombia hay muchas voces que buscan acallar” denuncio la autora, quien se refirió a las declaraciones del actual director del Centro Nacional de la Memoria Histórica, Rubén Darío al negar el conflicto armado, desestimar testimonios de los sobrevivientes y priorizar los informes militares, donde abundan los “cero positivos”, término acuñado dentro del ejército para el asesinato sistemático de indígenas, campesinos y personas con discapacidad, a quienes hacían pasar por delincuentes, con el fin de obtener días de descanso o ascensos.

De acuerdo con Montenegro existe una deuda con las víctimas del conflicto armado, por esa razón considera que a pesar de que el escribir implica un proceso doloroso para ella, debe continuar con su labor de alzar la voz por quienes no pueden, a través de su pluma.

La 32 edición de la FUL 2019 continuará sus actividades hasta el 1 de septiembre, teniendo invitados como Julio Patán y Mariana Palova, el ilustrador Julio César Sánchez Morales, el actor Pedro de Tavira Egurrola; y el reconocido escritor Carlos Cuauhtémoc Sánchez.

0 comentarios