• Redacción

Ayotzinapa mostró las entrañas de un régimen político caduco: diputadas morenistas, a cinco años de


“Este día tendrá que ser siempre de mucha reflexión; no podemos olvidar que cuando el mundo exigía la aparición con vida de los normalistas, el gobierno de Peña Nieto orquestó una falsa verdad histórica, de la que hoy sabemos existen 158 anomalías de proceso dijo la diputada Lucero Ambrocio Cruz a cinco años del “crimen de estado que desapareció de manera forzada a 43 jóvenes de la Normal de Ayotzinapa Guerrero”. Salimos a buscar a nuestros normalistas y nos encontramos con cientos de fosas clandestinas. Habían convertido a nuestro país en un cementerio, añadió la legisladora, quien junto con la diputada Corina Martínez García, se pronunció por no permitir que el caso Ayotzinapa quede en el olvido. “Haremos todo lo que esté en nosotros para seguir exigiendo la aparición con vida de los 43 normalistas. Seguiremos respaldando y acompañando las acciones de lucha de los padres de los desaparecidos”, leyó. Corina Martínez dijo por su parte que los normalistas desaparecidos “desafortunadamente se convierten en una causa de la que se apropian también aquellos políticamente correctos, y no, no son solo una consigna, ni un pretexto, ni un asunto con causa; son personas que fueron privadas de su libertad, dañando por extensión a sus familiares y personas cercanas. No se trata de un caso más para alimentar la polémica”, aseveró. “NI cifras ni asuntos ideológicos, cada uno de los 43 de Ayotzinapa tenía un proyecto de vida, una idea de futuro, la posibilidad de contribuir a su entorno y ello les fue cortado de tajo”, agregó Martínez García. “Ni antes ni ahora podemos permitir la trivialización de la violencia, ni la idea de que pueda ser una parte de modo de vida imperante”, dijo. Las legisladoras propusieron que en memoria de aquellos padres que fallecieron en el trascurso de estos cinco años sin saber el paradero de sus hijos se apoyen las acciones del titular del Ejecutivo federal en la búsqueda de la auténtica verdad, y exigieron castigo a los culpables de la muerte de Julio Cesar, de la situación médica de Aldo, de la desaparición forzada de los 43 y de los funcionarios que estuvieron detrás de la mentira histórica de Murillo Karam. Ayotzinapa ha marcado un parteaguas en la vida pública de este país. México no volvió a ser el mismo desde aquella madrugada del 26 de septiembre. Ayotzinapa nos permitió ver las entrañas de un régimen político caduco, de su actuar sistemático de represión; nos permitió ver al México que no queríamos ser, dijo Ambrocio Cruz. “Es de reconocer al compañero Andrés Manuel López Obrador, cuyo primer decreto emitido fue precisamente para ayudar a esclarecer los hechos de Iguala, Guerrero, dos días después de tomar posesión. Desde esta tribuna manifiesto mi indignación, pero también esperanza de que esto no quede en el olvido”, explicó

0 comentarios