• Redacción

Juzgar con perspectiva de género debe ser garantía: magistrada Blanca Sánchez


Cuando se juzga a una mujer en situación vulnerable debe existir la garantía de que las decisiones se tomen con perspectiva de género, ya que la función jurisdiccional conlleva el compromiso y la responsabilidad de juzgar conforme a los derechos humanos, dijo la magistrada Blanca Sánchez Martínez.

La presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Hidalgo (TSJEH) externó estas palabras previo a la conferencia “Juzgar con perspectiva de género, un reto para garantizar a las mujeres el acceso a la justicia”, impartida por la maestra Karla Micheel Salas Ramírez, secretaria de Derecho Internacional de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD) e integrante del Consejo de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa.

Agregó que sólo así se cumplirá con el reconocimiento a los derechos humanos, a la igualdad y a la no discriminación por razones de género, como lo establecen los tratados internacionales firmados por México, como la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer; la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, y la Convención Americana sobre Derechos Humanos, entre otros.

“Hemos avanzado, pero como Estado mexicano todavía tenemos que hacer mayor énfasis en responder a esa parte de la sociedad maltratada”, expuso la magistrada Blanca Sánchez, y puntualizó que capacitar a los servidores públicos es una de las mejores herramientas para que lleven a cabo su función.

El consejero Hibels José Luis Crespo García, quien encabeza la Comisión de Planeación, Adscripción y Creación de Nuevos Órganos del Poder Judicial, manifestó que juzgar con perspectiva de género implica el estudio de las construcciones culturales y sociales entendidas como propias para mujeres y hombres, es decir, “lo que histórica, social y culturalmente se ha entendido como lo femenino y lo masculino”.

En su disertación, Salas Ramírez destacó que el mismo derecho que ha propiciado la subordinación de las mujeres frente a los hombres, puede ser también un elemento emancipador de aquéllas.

“El Poder Judicial tiene responsabilidad, frente a la sociedad, de evitar la incorporación y el reforzamiento de preconcepciones violatorias del principio de igualdad en sus decisiones judiciales”, comentó.

Consideró que al juzgar con perspectiva de género debe evitarse el “formalismo mágico”, tomar en cuenta la importancia del precedente y ciudadanizar el lenguaje de las sentencias, a fin de hacerlas más entendibles.

0 comentarios