• Redacción

Programa de prevención de daños a niñez por uso de teléfonos y tabletas, pide diputado a Ejecutivo,


Preocupado por el daño intelectual y emocional que puede provocar en la niñez el acceso a nuevas tecnologías como teléfonos móviles y tabletas electrónicas, el diputado de Morena José Luis Muñoz Soto presentó un exhorto al gobernador y a titulares de las secretarías de Salud y de Educación Pública en la entidad para que generen un programa que prevenga y atienda el uso de dispositivos tecnológicos en niños de 0 a 4 años, a fin de procurar su desarrollo cognitivo, motriz, psicosocial y emocional, acorde a su etapa de vida. El legislador explicó durante la exposición de motivos, en sesión plenaria del Congreso del Estado de Hidalgo, que la acelerada evolución de las tecnologías de información y comunicación en últimos años conlleva la necesidad de mayor conocimiento de la temática y el involucramiento de la sociedad en los posibles beneficios de su uso, así como en los perjuicios de su abuso o la subutilización de dispositivos que van abriendo las puertas de un mundo cada vez más global. Comentó que el uso de las nuevas tecnologías también implica riesgos cuando no existe control, lo que deviene en una especie de esclavitud a la tecnología, en detrimento de la convivencia social y de relaciones sociales más igualitarias y solidarias. Refirió que actualmente gran cantidad de padres dejan a sus niños, incluso a los bebés, en contacto con teléfonos móviles y tabletas electrónicas, como si fueran “las nuevas niñeras y cuidadores”; sin embargo, pocas personas conocen el daño intelectual y emocional que esa adicción a la tecnología puede provocar a sus hijos, especialmente a los más pequeños. Muñoz Soto, diputado morenista por el Distrito IX Metepec, señaló que según estudios de neurociencia del pediatra Jenny Radesky, del Boston Medical Group, en los primeros tres años de vida es cuando más rápidamente se desarrollan las capacidades lingüísticas, emocionales, sociales y motoras del cerebro, y el uso desmedido de teléfonos celulares por los padres está afectando no solo cuánto hablan con sus hijos, sino también cómo se relacionan con ellos. Explicó que la Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría sugieren 10 razones por las que los niños menores de 12 años no deben usar estos aparatos sin control, y recomienda limitar su acceso a teléfonos celulares o tabletas, debido a que afectan el desarrollo cerebral, provocan retraso en su desarrollo, obesidad, alteraciones del sueño, conductas agresivas y déficit de atención, entre otros. Dijo que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el municipio de Tlalnepantla, estado de México, ha recomendado restringir el uso de celulares en menores. Agregó que el fenómeno de la adicción tecnológica ya ha provocado efectos adversos, como el ocurrido en la Ciudad de México, donde un niño se suicidó por la prohibición del uso del celular por parte de su familia; y “en nuestra entidad ocurrió otro hecho similar, en el municipio de Cuautepec, donde se reportó que se desconocía la razón, pero los pobladores comentan que la situación es similar a lo ocurrido en la ciudad capital del país

0 comentarios