• Redacción

APRUEBA CONGRESO EXHORTO A LOS 84 AYUNTAMIENTOS A PREVENIR Y CONTROLAR LA CONTAMINACIÓN POR RUIDO


El Congreso aprobó, por unanimidad, un acuerdo económico por el que se exhorta a los titulares de los 84 Ayuntamientos del Estado de Hidalgo, para que realicen la aplicación de las disposiciones jurídicas relativas a la prevención y control de la contaminación por ruido y, en su caso, adecuen su normatividad interna en la materia. Lo anterior, derivado de la propuesta hecha por el Diputado José Luis Muñoz Soto, en la cual explicaba que la contaminación acústica ha generado un problema de salud pública; sobre este fenómeno, la Organización Mundial de la Salud advierte que mil 100 millones de adolescentes y jóvenes corren el riesgo de sufrir pérdida de audición. En ese sentido, el acuerdo económico destaca que las causas son diversas, entre ellas la exposición a niveles sonoros dañinos, en lugares de ocio ruidosos, como clubes nocturnos, bares y eventos deportivos. Las consecuencias de la contaminación acústica, son diversas, entre ellas resalta principalmente la pérdida de audición, limitando la capacidad de las personas para comunicarse con los demás; este fenómeno de salud, repercute potencialmente sobre las personas, dañando su integridad física y mental, de igual forma, limita la posibilidad de acceder a estudiar y de conseguir un empleo. Asimismo, se ha demostrado que el estrés y las alteraciones del sueño pueden ocasionar alteraciones hormonales, dando lugar a la aparición de casos de diabetes, entre otras enfermedades. También, existen estudios que señalan que niveles elevados de ruido pueden ocasionar pérdida auditiva y trastornos en el desarrollo fetal y de los recién nacidos. Al respecto, en el año 2012, la Fonoteca Nacional realizó la medición de los niveles sonoros en cinco puntos diferentes de la capital de la República Mexicana, reportando que en la Ciudad de México se excede el límite superior deseable que recomienda la Organización Mundial de la Salud. Además, el artículo 155 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, prohíbe las emisiones de ruido en cuanto se rebasen los límites máximos establecidos en las Normas Oficiales Mexicanas expedidas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, considerando los valores de concentración máxima permisibles para el ser humano de contaminantes en el ambiente que determine la Secretaría de Salud

0 comentarios