• Redacción

Aprueba Congreso reformas en favor del trato libre de violencia a niñas, niños y adolescentes


Este día, el Pleno del Congreso del Estado de Hidalgo aprobó por unanimidad reformas al Código Penal para la entidad de las leyes para la Familia y de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, para atender su derecho a una crianza positiva, según iniciativa presentada por la diputada por Morena Lisset Marcelino Tovar, aprobada por las comisiones permanentes conjuntas de Legislación y Puntos Constitucionales y de Seguridad Ciudadana y Justicia. Según las modificaciones, toda niña, niño y adolescente tiene derecho al buen trato y a la crianza positiva, entendiéndose esta como las acciones que tienen por objeto brindar una educación con amor, sin violencia, basada en el respeto recíproco, la comunicación y la confianza mutua. El derecho a una crianza positiva implica la prohibición expresa de cualquier medida que involucre castigo corporal o cualquier tipo de violencia como método de corrección o sanción disciplinaria. Con fundamento en el artículo 88 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, las comisiones actuantes solicitaron la opinión del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Hidalgo, instancia que consideró acertada la iniciativa de reforma que hoy se aprobó, en virtud de las disposiciones a favor de la niñez que se prevén en el artículo 4º de nuestra Constitución federal. Las autoridades estatales y municipales, en el ámbito de sus respectivas competencias, están obligados a implementar mecanismos que garanticen la difusión, concientización y colaboración con quienes ejerzan tutela, guarda, custodia o relación con niñas, niños y adolescentes en materia de buen trato y crianza positiva. La adición versa sobre quienes ejercen patria potestad, custodia o tutela, para que no impongan castigo corporal o cualquier otro tipo de trato humillante como forma de corrección disciplinaria. Para comenzar a transformar el paradigma del uso de la fuerza y el castigo corporal como sanción disciplinaria, es necesario comprender que existen formas distintas de guía, corrección y actuación ante la educación de las niñas niños y adolescentes; estos principios deberán centrarse en el buen trato, entendiéndose éste como “el conjunto de pautas de crianza positiva y educación basadas en el respeto recíproco, la confianza mutua y la valoración de las diferencias, utilizadas por toda persona con los niños, niñas y adolescentes, con el objeto de favorecer el desarrollo pleno de sus potencialidades” y en pautas de crianza positiva, entendidas éstas como el conjunto de acciones o modelo de atención mediante el cual los padres, cuidadores o responsables individualizados establecen límites y normas claras, brindan apoyo, interacciones apropiadas, estímulo, expresan su afecto, guía razonada, solución de problemas y efectivizan su involucramiento positivo y responsable en la atención y cuidado de niños, niñas y adolescentes

0 comentarios