• Redacción

Instaurar el presupuesto participativo en Hidalgo, cuyos recursos públicos correspondan al 3% del pr


La diputada de Morena Noemí Zitle Rivas sometió hoy a consideración del pleno del Congreso estatal una iniciativa que reforma y adiciona diversos artículos de la Ley de Participación Ciudadana estatal, que permitirá instaurar la figura de presupuesto participativo, cuyos recursos públicos asignados correspondan al 3% del presupuesto anual, mismos que se destinarán para las necesidades y prioridades de las y los ciudadanos de la entidad, municipios y colonias. Zitle Rivas detalló que con estas modificaciones los ciudadanos hidalguenses podrán participar en el proceso de construcción del presupuesto participativo en la entidad y municipios, así como evaluar junto con las autoridades el cumplimiento y aplicación de los recursos públicos destinados a programas y proyectos definidos por esta nueva herramienta de participación ciudadana. Indicó que la participación ciudadana no se limita a la elección de los representantes populares, sino que es un acto que se construye día con día como derecho, forzando al Estado a buscar las herramientas necesarias para garantizarlo a partir del contexto social, político y económico de cada zona. Explicó que el presupuesto participativo es una herramienta más de participación ciudadana a las ya establecidas en la ley estatal en la materia. Dijo que esta nueva herramienta permitirá el dialogo entre ciudadanía y gobierno para la asignación de recursos públicos para obras prioritarias a consideración de los habitantes de la entidad. Indicó que presupuesto participativo, permitirá etiqueta recursos que estarían sujetos a la consideración de la ciudadanía para su gasto en proyectos que resulten prioritarios, o en su caso, busquen mejorar la calidad de vida de los colonos de los distintos municipios de nuestra entidad. La diputada morenista por el XV Distrito de Tepeji del Río explicó que en el país este modelo de participación cobra vida a finales de la década de los 90´s, aunque no existen registros de su impacto, se tiene documentado que el Municipio de San Pedro Garza y algunas zonas metropolitanas de Monterrey tuvieron estas prácticas, pero sin ser institucionalizadas. Para el año 2000, añadió, en el municipio de Santa Catarina en Nuevo León se implementa el primer ejercicio de presupuesto participativo; para el año 2001 en el Distrito Federal (hoy Ciudad de México) en la delegación Tlalpan y en el año 2007 en Ecatepec, Estado de México. Comentó que los casos de éxito del presupuesto participativo existentes en el país son notorios en la Ciudad de México, ya que en dicha entidad se ha implementado en todas sus delegaciones, hoy alcaldías. De 2010 a 2017 se han llevado a cabo ocho consultas en materia de presupuesto participativo. Si bien los índices de participación en un principio fueron bajos, ya que solo el cinco por ciento aproximadamente de la población participó, estos fueron aumentando progresivamente. De igual forma el número de proyectos por los habitantes de las colonias han aumentado. Por ello, la mayoría de los proyectos son enfocados a “la creación de obras e infraestructura, la generación de bienes y servicios, el equipamiento, la prevención del delito, así como el fomento de actividades recreativas, deportivas y culturales.” Hidalgo, dijo, es un estado que debe garantizar la atención a las principales necesidades de la población y son los hidalguenses quienes conocen perfectamente cuáles son esas carencias que el gobierno debe atender, puesto que son ellos los principales afectados de esas realidades y “¿Quién mejor que ellos para orientar y decidir en qué se van a emplear los fondos públicos destinados en el estado y en sus municipios?”, preguntó. Sostuvo que la importancia de que las y los ciudadanos incidan en el presupuesto participativo radica en que, como instrumento de participación ciudadana, permita la generación de un vínculo directo entre la sociedad y el Gobierno. El acto de gobernar ya no implica únicamente decidir por ellos, sino también hacer que la ciudadanía se sienta parte de las decisiones que se toman para su beneficio, lo anterior debido a que parte del presupuesto público proviene del pago de los impuestos, lo que genera el derecho de incidir sobre su uso

0 comentarios