• Redacción

Seguimos legislando en favor de la niñez: Mayka Ortega.


Somos un Grupo Legislativo garante de los Derechos Humanos de los hidalguenses más vulnerables, en este caso damos una respuesta legislativa más por el derecho de una vida sin violencia para todas las niñas, niños y adolescentes.

Tenemos que ir construyendo un marco jurídico y normativo estatal que permita que cualquier delito encuentre una tipificación, su respuesta y su castigo.

El Semáforo Delictivo nos muestra un registro verdaderamente preocupante: el de la violencia familiar, ubicado numéricamente por encima, y por mucho, de cualquier otro tipo de delito. Me preocupan los abusos y violencia de índole sexual, principalmente contra esas personas agraviadas, consideradas, jurídicamente, como incapaces de comprender el significado de tales hechos, y de no tener la posibilidad física de resistirlos, y que difícilmente denuncian. Una de cada cinco víctimas nunca llega a revelar el abuso sexual sufrido en su infancia y cerca del 60% retrasa la revelación del hecho más de cinco años desde la consumación del primer episodio sufrido, incluso, una parte de las víctimas espera una media de 21 años antes de informar del episodio ya en edad adulta. Por eso, propuse reformar el artículo 121 del Código Penal para el Estado de Hidalgo, a efecto de suspender el plazo de la prescripción de la acción penal en el caso de los delitos que atenten contra la libertad, el normal desarrollo sexual y los derechos reproductivos, de una persona menor de dieciocho años de edad, hasta que la víctima cumpla la mayoría de edad y en el caso de aquellas personas que no tengan la capacidad de comprender el significado del hecho o de personas que no tienen capacidad para resistirlo, condicionar el inicio del cómputo de los plazos para la prescripción de la acción penal, a que exista evidencia de la comisión de esos delitos ante el Ministerio Público. Eso es lo que estoy proponiendo por el bien de la niñez, de las familias y de la Paz para Hidalgo y México

0 comentarios