• Redacción

Custodia de menores de 12 años bajo responsabilidad indistinta de padres o madres en caso de divorci


La diputada de Morena y presidenta de la Comisión de la Niñez, la Juventud, el Deporte y la Familia, Lucero Ambrocio Cruz, propuso al pleno del Congreso estatal una iniciativa que reforma el artículo 109 de la Ley para la Familia del estado de Hidalgo, con la finalidad de que en caso de divorcio o separación de los padres, la custodia de los hijos menores de 12 años estará indistintamente bajo la responsabilidad del padre o la madre de común acuerdo, o cuando el juez lo designe, si no hay acuerdo entre las partes. Indicó que el principio de interés superior de niñas, niños y adolescentes, se encuentra establecido en el artículo 4º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y su aplicación exige adoptar un enfoque basado en derechos que permita garantizar el respeto y protección de la dignidad e integridad física, psicológica, moral y espiritual de la niñez y adolescencia. Explicó que en el país, cada una de las entidades federativas regula en su legislación local los criterios para determinar a quien se le debe asignar la guarda y custodia de los hijos menores en caso de divorcio o separación de los padres, los cuales son variables, sin embargo, señaló que existe una constante en la mayoría de los códigos civiles de las entidades federativas, en cuya mayoría se establece la preferencia a la madre con respecto al padre. Ello a pesar de que el Estado mexicano firmo y ratificó la Convención sobre los Derechos del Niño. Lucero Ambrocio subrayó que los Tratados Internacionales en Derecho Familiar benefician a la familia y al interés superior del menor, por lo que no puede dejarse de lado que el Derecho Familiar Mexicano está influenciado por leyes y Tratados Internacionales, específicamente en el caso de los niños, por ellos se deben consultar estos Tratados al hablar, juzgar y resolver sobre todos los asuntos de menores. Anteriormente, indicó, a la mujer se le daba preferencia para cuidar a los hijos sobre el padre, por el simple hecho de ser mujer, y por este motivo le era más fácil obtener la custodia de los menores ante los tribunales. “Pero la Suprema Corte de Justicia de la Nación explico que ser mujer ya no hará ninguna diferencia en la decisión de los jueces cuando se trate de otorgar la guarda y custodia”, dijo. Señaló que de acuerdo al Amparo Directo en revisión 1573/2011, “Principio de igualdad entre hombres y mujeres. El otorgamiento de la guarda y custodia de un menor de edad no debe estar basado en prejuicios de género”, tradicionalmente, la justificación de las normas civiles que otorgan preferencia a la madre en el otorgamiento de la guarda y custodia de los menores de edad se fundamentaba en una idea preconcebida, bajo la cual, la mujer gozaba de una específica aptitud para cuidar a los hijos. Esta justificación era acorde con una visión que establecía una clara división de los roles atribuidos al hombre y a la mujer. El género resultaba un factor determinante en el reparto de funciones y actividades, lo que conllevaba un claro dominio social del hombre sobre la mujer, la cual se concebía únicamente como madre y ama de casa que debía permanecer en el hogar y velar por el cuidado y bienestar de los hijos. Gracias a la lucha de muchas mujeres, eso ha cambiado. Comentó que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha resuelto que resulta inadmisible en un ordenamiento jurídico como el nuestro, en el cual el principio de igualdad entre hombres y mujeres es uno de los pilares fundamentales del sistema democrático, de tal manera que hoy la tendencia, en estos tiempos, marca el rumbo hacia una familia en la que sus miembros fundadores gozan de los mismos derechos y en cuyo seno y funcionamiento han de participar y cooperar a fin de realizar las tareas de la casa y el cuidado de los hijos

0 comentarios