• Focus Hidalgo

A través de una apelación ante el Tribunal de alzada, la UECS consiguió sentencia de 55 años


 



La Unidad Especializada en el Combate al Secuestro (UECS) de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), demostró de manera plena la responsabilidad de una persona en el delito de secuestro agravado y obtuvo de la autoridad judicial, a través de una apelación ante el Tribunal de alzada, sentencia condenatoria de 55 años de prisión.

 

Los hechos imputados a quien fue identificado como Juan Martín “N”, tuvieron lugar en Tizayuca el 19 de marzo de 2020, cuando un niño y un adolescente  fueron privados de su libertad en el momento en que se encontraban al cuidado de su abuela.

 

Tras lo ocurrido familiares de las víctimas recibieron llamadas telefónicas en las que exigían el pago de una cantidad de dinero a cambio de su libertad, por lo que se solicitó ante esta representación social la intervención de la unidad antisecuestros.

Mediante un operativo táctico y de inteligencia a cargo de agentes de investigación de la UECS, se detuvo en flagrancia a Juan Martín “N”, más tarde fue puesto a disposición de un juez de control que lo vinculó a proceso.

 

Al terminar el plazo de la investigación complementaria y una vez agotadas todas las etapas del proceso penal en las que la UECS probó plenamente la responsabilidad de Juan Martín “N”, la autoridad judicial dictó sentencia de 50 años de prisión.

 

Por considerar que la condena impuesta no era proporcional, se promovió recurso de apelación, mismo que fue resuelto a favor de esta representación social, para obtener una condena de 55 años de prisión para el responsable.