• Focus Hidalgo

Claridad y realidad, vital en el establecimiento de propósitos de Año Nuevo: experta




*Celebrar cada logro, saborear el éxito propio y reconocerse a sí mismo, imprescindible a realizar en estos procesos


Pachuca de Soto, Hidalgo. – A través de una entrevista, la profesora investigadora del Área Académica de Psicología de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), Rebeca Guzmán Saldaña, recomendó a la población en general que como parte de los propósitos de Año Nuevo se pueden plantear objetivos claros y realistas que tengan sentido para uno mismo en particular.


En días cercanos a la víspera de Año Nuevo, la mayoría de las personas se concentran en recordar si cumplieron los propósitos que prometieron concretar desde el año pasado: algunas se enfocan en pensar en los logros alcanzados, las amistades encontradas o la satisfacción conseguida, y otras se encuentran con que, a pesar de las dificultades, la felicidad obtenida no se va de su vida.


La profesora investigadora Rebeca Guzmán Saldaña, del Instituto de Ciencias de la Salud (ICSa), brindó algunos consejos para precisar y lograr los propósitos de Año Nuevo, entre los que se encuentra definir objetivos claros y realistas que tengan sentido para uno mismo en particular, no solo con lo deseable, es decir, pensar más en aquello que se asocia con una necesidad individual y hacer a un lado lo que se remite únicamente a la definición social.


Fragmentar la meta de Año Nuevo en “mini retos” y “mini acciones” también es aconsejable, debido a que a partir de la focalización de esfuerzo y logros parciales que vayan lográndose poco a poco, se reconoce la capacidad de autoeficacia y se aumenta la autoestima.


“Declarar públicamente nuestros objetivos, verbalizar nuestra meta, el que otras personas nos escuchen nos automotiva y nos permite comprometernos con los otros, pues puede darse el caso de que nos reconozcan cuando estamos logrando nuestros objetivos”, afirmó la académica.


Por otro lado, también refirió a la escritura como un recurso indispensable y benéfico para plasmar los propósitos: “escribir la meta y establecer un plan de acción, anticipando las problemáticas a las que nos pudiésemos enfrentar, e incluso saber cómo superarlas”.


Del mismo modo, de acuerdo a lo señalado por la también jefa del Área de Psicología, hay que darse la oportunidad de celebrar cada logro a través de un monólogo personal, saborear el éxito propio y reconocerse a sí mismo.


“Muchas veces nos fijamos más en lo que no logramos que en lo que sí logramos. En lugar de reforzar la parte positiva, nos recriminamos la falta y la falla en la voluntad y motivación, lo que nos lleva a ser crueles con nosotros mismos, hasta llegar el punto en el que nos lo creemos: ahí es cuando se pierde esa fuerza de voluntad, cuando nos debilitamos y tiramos la toalla, que es lo que menos se quiere, por eso es poco a poco”, concluyó la doctora Guzmán