• Focus Hidalgo

Combate Issste obesidad en etapas tempranas para evitar enfermedades crónicas y muertes prematuras




  • A través de PPRESyO, brinda atención multidisciplinaria a derechohabientes de todo el país en las principales clínicas de primer nivel

  • Médicas, médicos, nutriólogos y activadores físicos ofrecen tratamiento personalizado para tratar exceso de peso; fomentan estilos de vida saludable en derechohabientes

  • En 2021, atendió a casi 40 mil personas por primera vez y en total se dieron 115 mil 700 consultas. La meta para 2022 es aumentar 20 por ciento la población atendida


Ciudad de México, 4 de marzo de 2022.- Combatir el sobrepeso y obesidad en etapas tempranas para reducir en derechohabientes riesgo de enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT) como diabetes, hipertensión, padecimientos osteoarticulares, cáncer de mama y de próstata, así como riesgo de muerte prematura asociada a sus complicaciones, es prioridad y objetivo del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste).


En el marco del Día Mundial de la Obesidad, la Dirección Normativa de Salud informó que el Programa de Prevención y Regresión del Sobrepeso y la Obesidad (PPRESyO) proporciona tratamiento integral y personalizado a pacientes con estas afecciones, con el apoyo de un equipo multidisciplinario integrado por médicos, especialistas en nutrición y educación física.

PPRESyO opera en las principales unidades médicas del primer nivel de atención y tiene cobertura nacional. En 2021, atendió a casi 40 mil personas de primera vez y proporcionó un total de 115 mil 700 consultas. “La meta para 2022 es aumentar 20 por ciento la población atendida, conforme el semáforo epidemiológico de la pandemia COVID-19 lo permita”, informó la jefa del Departamento de Enfermedades Crónico Degenerativas, Sandra Luz Valdez Ávila.

En cuanto a la distribución por sexo, 65.5 por ciento de las consultas se destinó a mujeres y 35.5 por ciento a hombres; con mayor prevalencia de personas adultas de 20 a 59 años, que representan casi 60 por ciento.

En este programa, especialistas brindan servicios de consejería y promueven en las personas hábitos de vida saludable, alimentación adecuada y prescripción de rutinas de activación física acordes a la edad y condición de las personas. Todo ello en condiciones seguras, bajo vigilancia médica y control farmacológico de enfermedades, en caso de haberlas.



Valdez Ávila hizo un llamado a no normalizar la obesidad y a identificarla como una condición potencialmente dañina para la salud, asociada al desarrollo de múltiples ECNT y sus complicaciones, que pueden causar diferentes grados de discapacidad.

En el Issste, el Informe Financiero Actuarial (IFA) 2021, https://bit.ly/3Ce2zGl, reportó que después del COVID, las ECNT se mantienen como principal causa de consulta externa y egresos hospitalarios. Diabetes, infarto agudo al miocardio y demás patologías endócrinas y metabólicas se encuentran entre las primeras 10 causas de mortalidad. En cuanto al cáncer, el de mama y próstata representaron 45.3 por ciento de todos los casos de padecimientos oncológicos en la población derechohabiente.

En México, conforme avanza la edad, el sobrepeso y obesidad aumentan. La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2018, https://bit.ly/3HJLYLE, notificó para ese año una prevalencia combinada de estas alteraciones de 29.7 por ciento en población infantil de 5 a 11 años; de 34.6 por ciento en adolescentes y jóvenes de 12 a 19 años, y de 75.2 por ciento en adultos mayores de 20 años, “lo que nos alerta de la importancia de implementar medidas para revertirla en fases tempranas”, puntualizó la especialista.

A nivel global, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el sobrepeso afecta a más de mil 900 millones de adultos, casi 40 por ciento de la población, y 650 millones viven con obesidad; en tanto, casi 20 por ciento de niñas, niños y adolescentes presentan alguna de las dos.

El Issste suma esfuerzos con acciones y programas para sensibilizar a la población de estos riesgos y ofrecer servicios especializados que brinden herramientas a los derechohabientes, desde el primer nivel de atención, para revertir problemas de exceso de peso de manera oportuna y mejorar las condiciones desalud y calidad de vida de la población