• Focus Hidalgo

Comparte UAEH recomendaciones para ejercitarse en casa

Actualizado: may 18





El estado de alarma que se vive debido al brote de COVID-19 a nivel mundial ha hecho cambiar el estilo de vida, por eso ahora es más importante hacer ejercicio físico con el fin de fortalecer el cuerpo y las defensas naturales del mismo, es por ello que la Dirección de Promoción Deportiva de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) ofrece recomendaciones a través de sus redes sociales para quienes deseen realizar alguna rutina de ejercicio.

El estar en reclusión debido a la pandemia de coronavirus no tiene por qué ser una excusa para no mantener el cuerpo en forma, se puede aprovechar el tiempo libre en casa y regresar a la normalidad con buenos hábitos. Sin embargo, empezar una rutina de ejercicio a veces puede costar trabajo, en especial si no se está acostumbrado a la actividad física.

La UAEH recomienda tener en mente dos definiciones: la primera es estar en forma, que significa encontrarse en estado óptimo del rendimiento desde los puntos de vista físico, técnico, táctico, psicológico y teórico. La segunda definición se refiere al entrenamiento, el cual es un proceso planificado y sistematizado para estar en forma.

La máxima casa de estudios ha desarrollado algunos planes de actividad para acondicionamiento físico para alumnos, personal académico, administrativo y para todo aquel que no esté acostumbrado al mismo, pero que quiera empezar a realizar algún tipo de ejercicio para reforzar su estado corporal y de salud.

Las rutinas deben empezar con un calentamiento del cuerpo, donde se mueven todas las articulaciones de forma gradual pero progresiva; después se debe continuar con movimientos aeróbicos que aumentan la frecuencia cardiaca, las cuales elevan el consumo de oxígeno, y se finaliza con movimientos de flexo elasticidad que no sea mayor a 10 segundos. Esta primera parte es esencial, sobre todo si el cuerpo no está acostumbrado a un ejercicio de alta duración.

La segunda parte es la realización de la actividad física, moviéndose y desplazándose por la casa, ya sea solo o en conjunto con la familia, en donde se llevan a cabo todos los ejercicios planificados de la sesión. Dentro del hogar se pueden usar distintos utensilios comunes para realizar estas rutinas, por ejemplo: sillas, escalones, puertas, paredes, peso muerto con una mochila o una garrafa de agua y principalmente el mismo peso del cuerpo.

Y se finaliza con la fase de relajación o de vuelta a la calma, que son ejercicios realizados para reducir progresivamente la intensidad del esfuerzo y su principal objetivo es la recuperación. De igual manera se ocupan movimientos de flexo elasticidad, de estiramiento y elongación.

Es importante conocer las capacidades físicas de cada persona antes de empezar una rutina de ejercicios, por ello la UAEH pone a disposición de la comunidad en general el contacto con la Dirección de Promoción Deportiva para resolver dudas y dar asesoramiento personalizado a quien así lo solicite a través de la página oficial de Facebook https://www.facebook.com/DeportesUAEHOficial/; por Instagram en la cuenta @promociondeportivauaeh; o bien, a través del correo deportes@uaeh.edu.mx.

Las principales razones para empezar un entrenamiento físico son la mejora de las defensas del cuerpo, prevención de patologías, control de peso e incremento del bienestar emocional. Hay que tomar en cuenta que lo principal es romper periodos de inmovilidad prolongada, de esta forma el cuerpo mantiene la circulación de la sangre de manera adecuada, los músculos no se contraen y las articulaciones no se atrofian. De poco sirve hacer una hora de ejercicio al día si el resto del tiempo se permanece sentado o acostado.

Se recomienda que la rutina de ejercicios se haga en un espacio amplio y seguro, lejos de objetos que puedan caerse o hacer daño, de preferencia un lugar ventilado; se debe mantener hidratado el cuerpo durante la rutina, así como evitar movimientos bruscos, sobre todo en ejercicios que aún no se dominan, controlar la intensidad y no realizar esfuerzos máximos y por ningún motivo aguantar la respiración durante los ejercicios. Es importante usar ropa cómoda y calzado deportivo; no es recomendable hacer ejercicio justo después de comer y evitar hacerlo si se ha tenido tos, fiebre y dificultades al respirar.

El aislamiento puede impactar de forma negativa, no solo en la salud física sino también mental, puede generar sentimientos de frustración, depresión, aburrimiento, soledad, preocupación, ansiedad, entre otros; es por ello que el ejercicio es una de las formas de combatir este tipo de emociones

8 vistas