• Focus Hidalgo

Con base en investigaciones del Ministerio Público, la autoridad judicial dictó sentencia de 50 años





Con base en investigaciones de la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro (UECS), un tribunal de enjuiciamiento dictó sentencia de 50 años de prisión para dos personas responsables de secuestro agravado, ocurrido en Tlahuelilpan.

Los hechos de los que resultaron responsables Jesús “N” y Jesús Emmanuel “N”, ocurrieron el 18 de marzo del 2020, cuando la víctima fue interceptada por los ahora sentenciados, quienes lo privaron ilegalmente de su libertad y con un arma de fuego lo amenazaron.

Los plagiarios llamaron a los familiares de la víctima a quienes exigieron el pago de una cantidad de dinero en efectivo a cambio de la libertad de la víctima, sin embargo las personas agraviadas denunciaron los hechos ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), autoridad que dio intervención a la UECS.

Posteriormente, con información de inteligencia obtenida por analistas de dicha Unidad, se implementó un operativo táctico por parte de agentes de la División de investigación, adscritos a la UECS, con el que fueron localizados y detenidos los imputados, quienes circulaban sobre la carretera Tula de Allende-Tlahuelilpan, mientras la víctima fue rescatada y entregada a sus familiares.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Ministerio Público, autoridad que a su vez los dejó bajo la responsabilidad de un juez de control, quien luego de la formulación de imputación a cargo de esta representación social, dictó la vinculación a proceso de los probables.







Finalmente, al agotarse el plazo de la investigación complementaria y concluidas todas las etapas del proceso penal, la PGJEH probó plenamente la responsabilidad de los imputados y consiguió que un tribunal de enjuiciamiento dictara sentencia de 50 años de prisión para Jesús “N” y Jesús Emmanuel “N”, por secuestro agravado.

A los sentenciados se les estableció el pago de una multa y el pago por concepto de la reparación del daño