• Focus Hidalgo

Conagua informa sobre las condiciones de sequía en Hidalgo y realiza acciones de prevención. 

Durante 2019, de los 84 municipios de la entidad, 72 presentaron una condición de sequía en las regiones norte y sur del estado. En enero y febrero de 2020 continúa la sequía extrema al norte del estado. La información recabada por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), mediante el Monitor de Sequía de México (MSM) y el Semáforo de Alertamiento Preventivo (Semap), son fundamentales para elaborar análisis y pronósticos climáticos que permiten desarrollar las acciones preventivas en favor de la población, de su patrimonio y de las actividades productivas. Así lo expresó el coordinador del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Jorge Zavala Hidalgo, al presentar un balance sobre las condiciones de sequía en el estado de Hidalgo, que de acuerdo al MSM afectó ‒en mayor o menor medida‒, durante 2019, a 72 de los 84 municipios de la entidad, siendo las regiones norte y sur del estado las más aquejadas. Al referirse a las condiciones registradas durante enero y febrero de 2020, señaló que continúan presentándose condiciones de sequía extrema en la región norte del estado, así como precipitaciones por debajo de lo normal. El coordinador del SMN precisó que para lo que resta de marzo se prevé una recuperación en las precipitaciones, mientras que para los meses de abril y mayo podrían estar por debajo del promedio. Asimismo, destacó que para los meses de marzo y mayo se prevé que las temperaturas serán más altas de lo normal hasta en dos grados Celsius. Por su parte, el gerente de Ingeniería y Asuntos Binacionales del Agua de la Conagua, Homey Bon Santoyo, informó que mediante el Semap se catalogan los niveles de sequía en función del tiempo y de la magnitud del evento. Dicho semáforo resulta de gran utilidad para que las autoridades federales, estatales y municipales puedan apoyar la toma de decisiones para enfrentar el fenómeno natural. El director local en Hidalgo de la Conagua, Armando Hernández Mendoza, emitió una serie de recomendaciones para el cuidado y racionalización del agua, a fin de minimizar el efecto de la sequía en diferentes regiones del estado, entre las que destacan: Reparación de fugas en la red y línea de conducción. Construcción de obras de captación de agua de lluvias. Reducción del consumo a través del tandeo. Intercambio de aguas claras por aguas tratadas entre agricultores y uso público urbano. Promover campañas permanentes de Cultura del Agua. Mejorar la micromedición. Estudiar fuentes alternas de abastecimiento. Dar mantenimiento a las reservas de fuentes de abastecimiento. Realizar diagnóstico del funcionamiento de la infraestructura y equipo (bombas) y dar mantenimiento o reemplazar por equipo más eficiente. Cambiar inodoros de tanque tradicional por sistemas ahorradores, o en su defecto introducir una botella de arena en la caja para disminuir el gasto del agua por descarga. Identificar y reparar fugas en los domicilios. En su momento, el delegado de Programas para el Desarrollo en el Estado de Hidalgo, Abraham Mendoza Zenteno, habló de la importancia que tiene la racionalización y el cuidado del agua en los municipios que se encuentran en condiciones de sequía en la región de La Huasteca, donde precisamente existen más apoyos de los diferentes programas sociales del Gobierno Federal. Finalmente, los funcionarios coincidieron en el compromiso de informar y realizar acciones de prevención en torno a los efectos de la sequía para disminuir las afectaciones de la población, con especial atención a los más desfavorecidos

8 vistas