• Focus Hidalgo

Concluye Temporada de Ciclones Tropicales 2021 como la quinta más activa de los últimos 50 años




Ø Fueron ocho los ciclones con efectos importantes en el país. De ellos, solo seis impactaron: cinco en el Océano Pacífico y uno en el Atlántico.


Este 2021, la temporada de ciclones tropicales se ubicó como la quinta más activa de los últimos 50 años, empatada con las temporadas de 1971, 1990 y 2019, al registrarse el desarrollo de 40 sistemas con nombre, de los cuales 24 fueron tormentas tropicales, uno tormenta subtropical y 15 huracanes, y de estos últimos, nueve fueron de categoría 1 o 2, así como seis mayores, es decir, que alcanzaron las categorías 3, 4 o 5 en la escala Saffir-Simpson.


Cabe señalar que este año la temporada se inició de manera anticipada en ambas cuencas.


En el Pacífico se desarrollaron 19 ciclones tropicales con nombre. De ellos, 11 fueron tormentas tropicales: Andres, Blanca, Carlos, Dolores, Guillermo, Ignacio, Jimena, Kevin, Marty, Sandra y Terry; seis huracanes de categoría 1 o 2: Enrique, Hilda, Nora, Olaf, Pamela y Rick, y dos huracanes mayores (de categoría superior a 3): Felicia y Linda.


Los ciclones que impactaron en el Océano Pacífico fueron la tormenta tropical Dolores y los huracanes Nora, Olaf, Pamela y Rick.


El huracán Enrique no registró un impactó en tierra, sin embargo, causó afectaciones en el territorio nacional. Durante el periodo del 25 al 30 de junio, dejó acumulados de lluvia de 542 milímetros (mm) en Melchor Ocampo L.C., y 383.9 mm en José María Morelos y Pavón, ambas estaciones de Michoacán, así como 362.2 mm en Higuera Blanca 2, en Jalisco.


El primer sistema que entró a México por la cuenca del Pacífico fue la tormenta tropical Dolores —el 19 de junio, a las 10:00 horas, tiempo del centro de México— en los límites de Michoacán y Colima, muy cerca de la Bahía de San Telmo, a 4 kilómetros (km) al noroeste de San Juan de Alima, Michoacán. Del 18 al 20 de junio ocasionó acumulados de lluvia de 439.9 mm en Callejones; 397.8 mm en Cerro de Ortega, y 326.9 mm Laguna de Amela, localidades de Colima.


El huracán Nora registró dos impactos durante su trayectoria. El primero tuvo lugar el sábado 28 de agosto, aproximadamente a las 17:00 horas (tiempo del centro de México), sobre San Vicente, a 15 km al oeste-suroeste de Tomatlán, Jalisco, como huracán categoría 1. Un día después —el 29 de agosto— tocó tierra nuevamente a 15 km al oeste de El Dorado, Sinaloa, pero esta vez como tormenta tropical. Es importante destacar que este sistema se mantuvo sobre las costas del Pacífico, desde Jalisco hasta Sinaloa.


Nora dejó acumulados de lluvia del 25 al 30 de agosto de 523 mm en Melchor Ocampo L.C., y de 444.8 mm en José María Morelos y Pavón, ambos sitios en Michoacán, así como 421.2 mm en el Observatorio de Mazatlán, Sinaloa.


El huracán Olaf generó acumulados de lluvia del 8 al 11 de septiembre de 235.5 mm en El Triunfo; 229.8 mm en La Ribera, y 195.0 mm en San Antonio, todos en Baja California Sur. Las paredes del centro de Olaf ingresaron como huracán de categoría 2 alrededor de las 21:00 horas del 9 de septiembre, en las inmediaciones de San José del Cabo, Baja California Sur.


En tanto, durante el periodo del 12 a 13 de octubre, el huracán Pamela dejó a su paso por el territorio nacional acumulados de lluvia de 180 mm en Pajaritos, Nayarit; 149.7 mm en el Observatorio de Mazatlán y 141.8 mm en Siqueros, ambos en Sinaloa. El sistema tocó tierra la mañana del 13 de octubre en las inmediaciones del municipio de San Ignacio, Sinaloa, con vientos de huracán categoría 1.


El centro del huracán Rick, de categoría 2 en la escala Saffir-Simpson, tocó tierra el 25 de octubre a las 05:00 horas, tiempo del centro de México, en las inmediaciones del municipio de La Unión de Isidoro Montes de Oca, Guerrero, y provocó acumulados de lluvia de 281 mm en Coyuquilla, y de 219.2 mm en Zihuatanejo, ambos en Guerrero.


Por otra parte, en el Atlántico se registraron 21 sistemas con nombre. De ellos, 13 fueron tormentas tropicales: Ana, Bill, Claudette, Danny, Fred, Julian, Kate, Mindy, Odette, Peter, Rose, Victor y Wanda; uno, tormenta subtropical de nombre Teresa; tres huracanes de categoría 1 o 2: Elsa, Henri y Nicholas, y cuatro alcanzaron la categoría de huracán mayor: Grace, Ida, Larry y Sam.


De estos, el único que impactó fue el huracán Grace, de categoría 3, el cual ingresó en dos ocasiones al territorio nacional. Su primer impacto fue a las 04:45 horas del día 19 de agosto, al sur de Tulum, Quintana Roo, como categoría 1, y el segundo ocurrió a las 00:30 horas del día 21 de agosto, a 20 km al norte de Tecolutla, Veracruz, con fuerza de huracán de categoría 3.


Grace dejó lluvias acumuladas de 398.5 mm en Atlapexco y de 306.0 mm en San Felipe Orizatlán, ambos en Hidalgo, así como de 304.5 mm en Xicotepec de Juárez, Puebla, todas estas durante el periodo del 18 al 21 de agosto.


Con una trayectoria cercana a las costas de Tamaulipas, el huracán Nicholas, de categoría 1, dejó a su paso acumulados de lluvia de 78.7 mm en Río Bravo, Tamaulipas. No obstante, durante su formación frente a las costas de Veracruz interaccionó con un sistema de baja presión en el Istmo de Tehuantepec y provocó lluvias de 261.3 mm en Oaxaca.


Además, del 15 de mayo al 30 de noviembre de este año, la mayor cantidad de lluvia se ha concentrado en los estados del Pacífico mexicano, desde Guerrero hasta el sur de Sinaloa, debido a que en dichas entidades se registró el ingreso o aporte de humedad de la tormenta tropical Dolores y los huracanes Enrique, Nora, Pamela y Rick.


Asimismo, cabe señalar que las lluvias ocasionadas por la presencia de ondas tropicales y ciclones en territorio nacional han contribuido a la reducción de la sequía en gran parte del país. La mayor recuperación se observó en las regiones noroeste, norte y noreste de la República Mexicana, las costas del Pacífico y los estados de la porción central del país.


Antes del inicio de la temporada de lluvias y ciclones, la sequía de moderada a excepcional cubría el 75.27% del territorio mexicano. Al 15 de noviembre de 2021, la cifra se redujo al 8.53% de sequía de moderada a severa, lo que significó una disminución de 66.74%. En tanto, la sequía extrema y excepcional se eliminaron en su totalidad.