• Focus Hidalgo

Don Lorenzo Ríos López al Salón de la Fama de la Federación




· La charrería honra a una de las grandes leyendas de la rienda y la cala de caballo

· Presente la familia Ríos Esquivias en tan importante ceremonia

· Muestras de cariño y respeto a la memoria de “Don Lencho”


Al término de la Junta Ordinaria de Enero 2022, el Consejo Directivo Nacional de la Federación Mexicana de Charrería, a cuyo frente se encuentra el presidente, José Antonio Salcedo López, realizó una emotiva ceremonia en el Palacio de la Charrería de la Ciudad de México, en la cual se inscribió a una de las mayores leyendas del deporte charro, don Lorenzo Ríos López (QEPD) al Salón de la Fama de esta institución.

El acto fue encabezado tanto por el ingeniero José Antonio Salcedo como por el vicepresidente de la Federación, Andrés Eduardo Aceves Hernández, y el secretario de Prensa, licenciado Edgar Abel Díaz Tapia, contando con la asistencia de la familia del caballero homenajeado: su viuda, la señora Martha Elba Esquivias García, sus hijos Martha y Mauricio, así como sus nietos de distintas edades.

Como invitado especial estuvo el otrora Gobernador del Estado de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, acompañando a la familia Ríos Esquivias a tan importante ceremonia, la cual tuvo lugar en el Salón de la Fama de la sede nacional de la Federación en la capital de la República.

Nacido en 1958 en la ciudad colonial de San Miguel de Allende, Guanajuato, Don Lorenzo Ríos López es cariñosamente recordado por toda la familia charra como uno de los máximos exponentes de la suerte de Cala de Caballo, así como símbolo de los arrendadores de caballos de los últimos tiempos, siguiendo la tradición que le legó su señor padre, don José Guadalupe Ríos Estrada (QEPD), también de gratísima memoria en los anales de la charrería.

No se trata del primer homenaje que recibe la memoria de don Lorenzo Ríos López, pues el 5 de septiembre de 2021 se le realizó un reconocimiento y le fue entregada a su familia la presea Herradura de Oro a título póstumo.

Sin embargo, en un justo acto, la Federación le ha otorgado a don Lorenzo uno de los mayores homenajes a que se pueden aspirar: inscribirle en el Salón de la Fama de la Charrería, espacio exclusivo donde se encuentran únicamente aquellas personalidades con destacadísima trayectoria y cuya huella les permitieron resaltar en su tiempo.

Una dilatada trayectoria en el deporte de sus amores que inició en 1970 en Salamanca, Guanajuato, y teniendo paso por los equipos Casas Blancas de Irapuato, Valle de Santiago, Charros de Pátzcuaro, Charros de Cuauhtémoc, Rancho La Biznaga, Tres Regalos “A” y Rancho Las Cuatas, llegando a coronarse campeón nacional en distintas ocasiones tanto por equipos como individualmente en las suertes de cala y colas.

Su legado continúa con el equipo de trabajo Familia Ríos, con que se recuerda también a su hijo, Lorenzo Alfonso Ríos Esquivias, quien le acompaña en la Gloria, y que está a cargo de Mauricio, Martha Elba y María Fernanda, quienes mantienen viva la leyenda de la dinastía, enfocada al trabajo, el amor, la constancia y el entendimiento con los caballos