• Focus Hidalgo

EL ESTADO GARANTIZARÁ EL OTORGAMIENTO DE PRODUCTOS DE PRIMERA NECESIDAD EN EL PERÍODO DE MENSTRUACIÓ







El diputado José Luis Espinosa Silva, Iniciativa que reforma la Ley de Salud para el Estado de Hidalgo, para que el Estado atienda la promoción, orientación, recomendaciones de higiene, cuidado y otorgamiento de productos de primera necesidad en el período de menstruación para las mujeres indígenas.


Espinosa Silva informó ante la Diputación Permanente que “el objetivo es brindar a las niñas, adolescentes y mujeres en México, mejores condiciones para acceder a productos de gestión menstrual y mantener una higiene adecuada, se pretende implementar en el Estado de Hidalgo la promoción, orientación, recomendaciones de higiene, cuidado y otorgamiento de productos de primera necesidad en el período de menstruación para la mujer y la mujer indígena, otorgándole prioridad a las mujeres de escasos recursos, dentro de las posibilidades presupuestales otorgadas”.


El diputado priista explicó que “de acuerdo con información médica, la menstruación es el proceso en el cual el útero desprende sangre y tejido a través de la vagina. Es un proceso natural y sano para las niñas y las mujeres en edad reproductiva. En las comunidades occidentales, a menudo se le llama el "período". Normalmente dura de 2 a 5 días, pero esto varía según la persona”.


Sin embargo, añadió, “La desigualdad de género, la pobreza extrema, las crisis humanitarias y las tradiciones nocivas pueden tornar la menstruación en una etapa de estigma y privaciones en el curso de la vida de una mujer, esta podría fácilmente pasar de tres a ocho años menstruando, y en ese tiempo podría enfrentar la exclusión, el descuido o la discriminación relacionadas con la menstruación”.




“El derecho a la no discriminación y la igualdad de género, los estigmas y las normas relacionadas con la menstruación pueden reforzar las prácticas discriminatorias, los obstáculos relacionados con la menstruación en la escuela, el trabajo, los servicios de salud y las actividades públicas también perpetúan las desigualdades de género”, destacó Espinosa Silva.


En este sentido, precisó, “estos productos no son considerados por el Estado como de “primera necesidad, esto implica un fuerte impacto económico para las mujeres, sin embargo, aquellas personas que no pueden incurrir en estos gastos terminan realizando prácticas insalubres que aumentan drásticamente el riesgo de infecciones que derivan, potencialmente, en futuros problemas de infertilidad”.


Finalmente, Espinosa Silva expuso que “esta iniciativa considera, además de los postulados en salud y derechos humanos, que el Estado pueda brindar productos para la higiene intima (toallas y productos Sanitarias para la higiene intima) en planteles escolares favoreciendo las localidades de bajo recurso económicos, así como en los centros de reclusión y albergues para personas en situación de calle”, finalizó

0 comentarios