• Focus Hidalgo

Inicia Congreso Internacional de Investigación en Ciencias Económicas Administrativas en UAEH





* Del 22 al 23 de octubre se realiza el encuentro bajo modalidad virtual

* En México existe un alto rechazo al comportamiento de las empresas nacionales y multinacionales por no considerar las culturas y costumbres locales dentro de los proyectos, asegura investigador


Pachuca de Soto, Hidalgo. – El Instituto de Ciencias Económico Administrativas (ICEA), de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), inauguró el Octavo Congreso Internacional de Investigación en Ciencias Económicas Administrativas. Derivado de la crisis sanitaria por el virus del SARS-CoV-2, todas las actividades del congreso se efectuaron bajo la modalidad virtual.


Jesús Ibarra Zamudio, director del ICEA, en su mensaje a la comunidad universitaria destacó que durante siete años el Congreso Internacional ha impactado en la creación de un espacio de discusión científica que favorezca la formación de los estudiantes y del sector.


“Hoy más que nunca el diálogo científico es fundamental para la validación de nuestros hallazgos y propuestas de transformación del conocimiento, la formación del capital humano para la investigación, así como para la creación de redes y comunidades de trabajo científico que potencialmente contribuyen a la solución de los problemas sociales y económicos” declaró.


La conferencia inaugural corrió a cargo del profesor en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI), nivel III, Bryan William Husted Corregan, del Tecnológico de Monterrey. Durante su ponencia enfatizó que la crisis sanitaria de COVID-19 se convirtió en una llamada de atención para la humanidad sobre la relación que se tiene con el medio ambiente, así como a la práctica de responsabilidad social empresarial.


Husted Corregan destacó que en México existe un alto rechazo al comportamiento de las empresas nacionales y multinacionales por no considerar las culturas y costumbres locales dentro de los proyectos, las cuales se manifiestan a través de las protestas contra los parques eólicos en Oaxaca, los bloqueos a las vías de trenes por las comunidades Yaquis, en Sonora, o la oposición del gaseoducto Tuxpan-Tula por la empresa TransCanada.


“La pobreza de las relaciones empresa-sociedad y empresa-medio ambiente en México se debe en parte a la falta de desarrollo de enfoques autóctonos que incorporen una base cultural mexicana”, enfatizó el también doctor en administración de empresas.


El investigador expuso que el desarrollo de una responsabilidad social basada en el “buen vivir” solucionará los conflictos actuales entre empresas y sociedades. Para ello, apuntó, es necesario rescatar la antigua ética comercial azteca, basada en los valores de respeto, veracidad, humildad, prudencia y reverencia, las cuales buscan el florecimiento humano.


De acuerdo con el investigador el “buen vivir” no es una filosofía unificada, sino que comparte cuatro puntos principales: la re-conceptualización del bienestar y la calidad de vida; la crítica profunda de los modelos lineales de historia y objetivo del crecimiento económico; la re-conceptualización de las relaciones humanas, así como el valor de las culturas y saberes originarios.


La propuesta de Bryan William Husted Corregan sobre una responsabilidad social basada en el buen vivir busca que los negocios permitan el florecimiento humano y natural, en lugar del beneficio empresarial; el rescate y compatibilidad de los conocimientos ancestrales, priorizar la cualidad a la cantidad centrándose en las características únicas de cada iniciativa y comunidad donde se opera, así como el apoyo del crecimiento empresarial a través del bienestar de las comunidades como un solo ente.


En la práctica, el investigador rescata el concepto prehispánico de tequio, que aún se practican en algunas zonas de Oaxaca y permitiría un programa eficiente de responsabilidad social empresarial, en el cual la empresa se convertiría en un miembro de la comunidad que tenga los mismos derechos que todos, la población decidiría qué proyectos emprender, y los empleados de la empresa trabajarían de la mano con los demás integrantes de la comunidad en el desarrollo de obras y bienes públicos.


Por otra parte, las actividades a las que tienen acceso las y los asistentes a la octava edición del Congreso, se encuentra el Coloquio Doctoral, sesión de carteles para estudiantes de maestría y foros de discusión sobre las áreas temáticas de administración en la economía global, estrategias de la contaduría ante los retos económicos, geopolítica del comercio exterior, mercadotecnia estratégica, economía ante la coyuntura actual, así como la gestión del turismo y gastronomía.


El Congreso de Internacional de Investigación en Ciencias Económicas Administrativas también cuenta con la participación de los ponentes Henning Kehr de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Worms en Alemania; Yanyn Rincón Quintero del Tecnológico de Antioquia de Medellin, Colombia; José Ortega Mohedano de la Facultad de Economía y Empresa en la Universidad de Salamanca, España; y Manuel del Moral Dávila de la Universidad Iberoamericana

2 vistas