• Focus Hidalgo

Inician décimas Jornadas de Biblioteconomía en FUL 2020






Con la presencia de Fanny Yanet Cuesta Olivos,

especialista en Gestión Tecnológica, iniciaron las Décimas Jornadas Universitarias

de Biblioteconomía, con el tema “Innovación y transformación de las bibliotecas

universitarias en la pandemia”, en el marco de la trigésimo tercera edición de la

Feria Universitaria del Libro (FUL), que realiza la Universidad Autónoma del Estado

de Hidalgo (UAEH) de manera virtual.

En la apertura de este evento, Jorge Peña Zepeda, director de Bibliotecas y Centros

de Información de la UAEH, dio a conocer que las Jornadas de Biblioteconomía

tienen como objetivo ser un espacio que promueva el debate, la difusión y el conocimiento

de las tendencias que han marcado la transformación y los cambios tecnológicos

en las bibliotecas universitarias. Asimismo, analizará su impacto en el marco de la

docencia, la investigación, el aprendizaje, la innovación, así como el desarrollo de

competencias y habilidades.

Explicó que actualmente las bibliotecas universitarias trabajan en la mejora e

implementación de mecanismos y herramientas pertinentes para que los espacios

y servicios estén a la altura de las necesidades de los nuevos modelos educativos.

Además, se integra la tecnología de vanguardia para mejorar los procesos de

acceso, búsqueda, préstamo y ubicuidad de la información para los usuarios.

Posteriormente Fanny Cuesta, especialista en gestión tecnológica, con una trayectoria

en el sector de bibliotecas y documentación por más de 15 años dentro de universidades

como la Ponticia Universidad Javeriana, la Universidad Externado de Colombia y la

Universidad de Puerto Rico (UPR), señaló durante su conferencia magistral que el desarrollo

de una sociedad se determina por la razón y capacidad para utilizar información.

Subrayó que con el crecimiento exponencial de datos en formato digital surgió la

necesidad de reformular modelos de organización y representación de la información.

“El problema se presenta cuando se tiene demasiada información al alcance, sobre

todo con el uso de exploradores en internet, y mucha de esta información es poco

conable, ahí es donde entra la labor del bibliotecario, quien estará encargado de generar

nuevos modelos de búsqueda de información dedigna para los usuarios, a través de los

diferentes portales bibliotecarios”.

En cuanto a la importancia de las Bibliotecas Digitales (BD) en los tiempos de la

pandemia provocada por el virus COVID-19, explicó que los espacios públicos en

este formato desempeñarán un papel clave en la recuperación de las sociedades,

ya que la información es el punto clave de la evolución del ser humano.

Actualmente, se ha elevado el número de visitas a las bibliotecas públicas y universitarias en

todas partes del mundo, debido a que tanto trabajadores como estudiantes e investigadores

se ven en la necesidad de buscar información veraz para sus actividades. “Es por ello que el

futuro de las bibliotecas digitales o virtuales no está solo en su capacidad de almacenamiento

y disponibilidad de la información, sino en los servicios que pueden brindar a la comunidad”,

acentuó la ponente.

La amenaza del coronavirus ha demostrado a los bibliotecarios que hoy más que

nunca se deben renovar las formas en que se llevan las Bibliotecas Digitales. “Es

de plena importancia que las universidades y sus bibliotecas estén a la altura de las

necesidades de sus alumnos e investigadores, así como estar prevenidos para

contingencias de cualquier índole, como la que hoy se vive”, puntualizó.

En este contexto, las Bibliotecas Digitales no pueden solamente presentar una

simple base de datos, porque los usuarios requieren una mayor interacción, poder

hacer uso de un chat para opinar, tener su propio espacio dentro de la biblioteca

donde recopilen la información que es fundamental para ellos, que la interfaz sea

amigable en la búsqueda, por eso las bibliotecas deben conocer las nuevas

tendencias que surgen en los cibernautas, aseguró la ponente.

La posibilidad para el desarrollo de los servicios de las bibliotecas a nivel digital se abre

a medida que las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) evolucionan y los

bibliotecarios comienzan a entender las nuevas dinámicas sociales de los usuarios, lo

que les permite estar dispuestos a abrirse a las tendencias de acceso a la información

y desarrollo del conocimiento.

“El reto de las bibliotecas no es tanto preservar el pasado sino ayudar a crear el

futuro, reinventando espacios físicos, digitales o virtuales, al denir su misión y al

ampliar sus servicios”, nalizó la experta.

9 vistas