• Focus Hidalgo

próximamente un derecho humano que dará protección y garantías a artistas y ciudadanos





Las y los hidalguenses tendrán el derecho a tomar parte, libremente, en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten, a partir de la iniciativa de reforma a la Constitución estatal para reconocer a la Cultura como un derecho humano, impulsada por la diputada de Morena Corina Martínez García, misma que fue aprobada durante la reciente sesión virtual de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales.

De esta manera, se plasmará en la Constitución del Estado de Hidalgo lo que el espíritu de los derechos humanos a nivel mundial, así como ya es reconocido en nuestra Carta Magna Federal, una vez que sea votado a favor por del pleno del Congreso estatal en su próxima sesión, explicó la también presidenta de la Comisión de Cultura de la LXIV Legislatura del Congreso local.

Corina Martínez, legisladora morenista por el XII Distrito de Pachuca Oriente externó que el objetivo es atender el consenso de la comunidad cultural de contar con una ley que de verdad los represente, una que efectivamente comprometa a la Secretaría de Cultura estatal y que genere un marco social-laboral en el que la población este protegida y cuente con garantías que le permitan su ejercicio, pues dijo que no es posible que la comunidad cultural hidalguense quede en la indefensión, como ha ocurrido durante la presente Pandemia provocada por el COVID-19.

Añadió que esta iniciativa es la primera de tres en la materia que ya ella presentó el año pasado y que espera que también salgan de comisiones para continuar su proceso legislativo y sean sometidas a consideración del pleno del Congreso para su discusión y, en su caso, aprobación. Indicó que la visión integral y dinámica de las propuestas deberá ser bien acogida por todos aquellos diputados que busquen un mejor futuro para Hidalgo, que estén comprometidos con la población y que abrecen ideales progresistas a la hora de ejercer la política.

Comentó que para la comunidad internacional existen documentos fundamentales que son, no sólo aceptados, sino enarbolados por la importancia de los principios que estipulan; uno de ellos es la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que en su artículo 27 señala: “Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten”.

Muchos países, dijo, han buscado que sus Constituciones reflejen estos planteamientos y otros complementarios que resultan importantes, como lo es el Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que en el artículo 15 precisa al respecto de las obligaciones fundamentales a cumplir por las políticas públicas de los Estados: “el deber de adoptar, a fin de asegurar el pleno ejercicio de tales derechos, las medidas gubernamentales necesarias para la conservación, el desarrollo y la difusión de la ciencia y la cultura”.

Comentó que México ha venido haciendo adecuaciones constitucionales para contar con una Carta Magna que se encuentre en sintonía con el devenir internacional; se trata de un proceso que debe ir permeando en los estados que conforman la República mexicana. En este sentido, subrayó que ha presentado adecuaciones en tres niveles.

La principal preocupación, dijo, fue buscar la armonización entre la Constitución Federal y la Estatal para que ambas, en materia de Derechos culturales, vayan en el mismo sentido, reconociendo a la Cultura como un derecho Humano

15 vistas