• Focus Hidalgo

Prohibir distribución, venta y regalo de bebidas y alimentos con alto contenido calórico a menores





Prohibir la distribución, venta, regalo y suministro de bebidas y alimentos azucarados y de alto contenido calórico en la población menor de edad del estado de Hidalgo, con la finalidad de frenar la epidemia de obesidad y sobrepreso, diputados de Morena promueven iniciativas que reforma diversas disposiciones de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, de la Ley de Salud y de la Ley de Educación estatales.

Las y los diputados Lisset Marcelino Tovar, Noemí Zitle Rivas, Susana Ángeles Quezada, Víctor Osmind Guerrero Trejo, Corina Martínez García, Raymundo Lazcano, Salvador Sosa Arroyo, Rafael Garnica Alonso y José Luis Muñoz Soto, plantearon las iniciativas, todas encaminadas a establecer el derecho a una alimentación completa, equilibrada, inocua, suficiente, variada y adecuada para niñas, niños y adolescentes en el estado de Hidalgo.

Además, por considerar que no es suficiente con el establecimiento de un derecho, si no se brindan las herramientas jurídicas para su ejercicio pleno, los legisladores proponen también adicionar el artículo 21 Bis a la Ley de Salud Para el Estado de Hidalgo, con el fin de prohibir de manera expresa la distribución y venta de bebidas azucaradas procesadas y alimentos envasados con alto contenido calórico en cualquier establecimiento de venta de alimentos, bebidas no alcohólicas y alcohólicas del territorio estatal.

También, se incluye una sanción administrativa de hasta cien veces la Unidad de Medida y Actualización para quienes violen lo establecido en las disposiciones sanitarias relativas al consumo de estos productos por parte de niñas, niños y adolescentes.

Las propuestas de los legisladores de Morena, al igual que la aprobada por el Congreso de Oaxaca, busca, además prohibir la venta de productos que dañan en gran medida la salud de los hidalguenses, que padres de familia o tutores tengan la responsabilidad y el compromiso con la sana alimentación de los menores de edad, ya que son quienes cuentan con mayor conocimiento sobre los productos con alto contenido calórico.

Dado que las niñas, niños y adolescentes, a diferencia de las personas adultas, no pueden elegir el entorno en el que viven y por tanto tampoco eligen los alimentos que consumen, además de que tienen una capacidad limitada para comprender las consecuencias a largo plazo de su comportamiento (consumo de alimentos con exceso de calorías), la labor de los legisladores es buscar y conseguir medidas de asequibilidad y accesibilidad reales para una dieta balanceada y nutritiva para todos los hidalguenses, especialmente para los menores de edad.

Asimismo, establecieron que pese a los esfuerzos emprendidos por los Gobiernos Federal y estatal, poco se ha logrado avanzar en este tema, ya que en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018, llevada a cabo por la Secretaria de Salud, por el Instituto Nacional de Salud Pública y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, se puede observar que de los 43 millones 600 mil niñas, niños y adolescentes de entre 0 y 19 años de edad, 18 millones 723 mil 760 niñas, niños y adolescentes sufren de sobrepeso y obesidad, es decir, el 42.94% de nuestra población infantil padece esta enfermedad.

Señalaron que la Unidad de Análisis Económico de la Secretaría de Salud en su estudio sobre el impacto económico de la obesidad y el sobrepeso, estima que en 2017 la obesidad le costó al país 240 mil millones de pesos, cifra que puede llegar a los 272 mil millones de pesos en el 2023, es decir, aumentará en 13% en seis años; asimismo refiere que en México se pierden cada año 2.2 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto en costos de asistencia médica y los efectos indirectos de los padecimientos relacionados con la obesidad.

Añadieron que de acuerdo con el estudio denominado “Kilos de más, pesos de menos, los costos de la obesidad en México”, realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en 2013, los costos totales de la diabetes asociada a obesidad ascendieron a 85 mil millones de pesos; de estos, el 73% corresponden a gastos de tratamiento, 15% a ausentismo laboral y 12% por pérdidas de ingresos por muerte prematura.

Indicaron que las niñas, niños y adolescentes con sobrepeso u obesidad tienden a seguir siéndolo en la vida adulta, aumentando con ello las probabilidades de padecer a edades más tempranas, enfermedades cardiovasculares o diabetes, por lo que luchar contra esta epidemia consiste en lograr un equilibrio calórico que se mantenga a lo largo de toda la vida.

Estas iniciativas son una propuesta complementaria a otras medidas exitosas como la carga fiscal en los mismos productos, pero que, contrario a la lógica tributaria, busca incidir en los aspectos controlables de regulación sanitaria, que tienen que ver con proporcionar un mejor control sobre el ambiente obesogénico de nuestro estado, mismo al que están expuestos cada día, cientos de miles de niñas, niños y adolescentes y que ha normalizado el acceso a una alimentación poco nutritiva y completa, que atenta contra sus derechos fundamentales.

Con base en las iniciativas de reforma a diversas disposiciones de las leyes estatales arriba mencionadas, queda prohibido en el Estado de Hidalgo la distribución, venta, regalo y suministro de bebidas y alimentos azucarados y de alto contenido calórico a menores de edad en instituciones educativas públicas y privadas de educación básica, comprendido por preescolar, primaria, secundaria y educación media superior.

Asimismo, en distribuidores automáticos o expendedoras, en instituciones educativas públicas y privadas de educación básica y media superior. Las personas propietarias o encargadas de los establecimientos donde se vendan o suministren bebidas y alimentos en términos del artículo 107 Bis 7 párrafo segundo de esta ley, en ningún caso venderán o suministrar bebidas y alimentos envasados altos en azúcares y contenido calórico. En caso de incumplimiento serán acreedoras a una sanción administrativa

5 vistas