• Focus Hidalgo

Reconocen al gobierno de México por sus políticas para enfrentar emergencia sanitaria y económica





El presidente Andrés Manuel López Obrador ha defendido bien ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y en el Grupo de los 20, el derecho de todos los países a tener acceso a equipos y tecnologías necesarias para el combate al COVID-19, coincidieron los participantes en la conferencia virtual “La respuesta de los gobiernos ante la pandemia”, organizada por la Asociación Internacional de Legisladores de la 4T, que preside el diputado federal Mario Delgado Carrillo, coordinador de grupo legislativo de Morena en San Lázaro.

Así lo manifestó el diputado morenista Ricardo Baptista González, quien también participó en dicha conferencia en calidad de Secretario de Acción Política de esa asociación, y en la que también interactuaron los ex presidentes de España y Colombia, Rafael Rodríguez Zapatero y Ernesto Samper Pizano, respectivamente, Celso Lula Nuñez, ex Secretario de Relaciones Exteriores de Brasil, el subsecretario de relaciones exteriores de México Maximiliano Reyes, así como 353 diputados federales, locales y senadores de Morena, Partido Verde Ecologista de México, Partido Encuentro Social y Partido del Trabajo de todo el país.

Detalló que este encuentro virtual realizado el viernes fue para conocer cómo Brasil, Chile, Colombia, España y México están enfrentando la pandemia del coronavirus y qué están haciendo sus gobiernos nacionales. José Luis Rodríguez Zapatero, ex presidente del gobierno español, externó que si bien España tiene un sistema sanitario fuerte, éste fue rebasado pues a la fecha tienen más de 27 mil muertos y que el confinamiento estricto que ordenó el gobierno, fue tardío; reconoció que en el caso de México se tomaron acciones positivas y oportunas.

Dijo que Ernesto Samper, ex presidente de Colombia señaló en su oportunidad destacó la política de su gobierno de decretar el aislamiento a tiempo por lo que sólo tienen hasta ahora 853 fallecimientos; lamentó que la salud en su país sea visto como negocio por su alta privatización y que se hayan olvidado de la prevención y la falta de inversión en infraestructura e investigación, además de reprochar que se le dé uso político al virus.

Por su parte, Celso Lula Nuñez ex Secretario de Relaciones Exteriores de Brasil, manifestó que el actual presidente Bolsonaro ha seguido una política negacionista por minimizar los efectos de esta pandemia que a la fecha ha producido más de 28 mil defunciones y que la expansión de los contagios puede llegar en ese país hasta 100 mil muertos. En tanto, Marcos Enríquez Ominami, ex candidato presidencial de la república de Chile, manifestó que en su país el problema ha crecido exponencialmente, ya que cuentan con un sistema sanitario precario, con mucha desigualdad y pobreza y con muchas protestas sociales, pues ha causado mil defunciones y los contagios crecen vertiginosamente.

Añadió que el subsecretario de relaciones exteriores de México, Maximiliano Reyes, en su oportunidad, comentó sobre la política de los miles de mexicanos retornados por el gobierno estadounidense con todo el respaldo del presidente de la república López Obrador, además comentó sobre otras acciones, como la adquisición de insumos en China y en Estados Unidos, así como de que ya se están produciendo ventiladores en el país a un precio promedio de 10 mil dólares y que ya hay diversos tratamientos en prueba para los enfermos de este virus, con plasma de pacientes recuperados.

Mario Delgado, en su oportunidad, resaltó que el sistema de salud en México fue recibido como un enfermo en etapa terminal, producto de la corrupción y de la privatización de la salud y con un gran déficit de especialistas por la falta de inversión, por lo que mucho antes de saberse del surgimiento de este nuevo virus, el presidente Andrés Manuel López Obrador priorizó el asunto de la salud, con la creación del INSABI ante el fracaso de la descentralización de la atención de la salud en los estados, así como la de aprobar legislativamente las leyes del Bienestar que garantizan la salud universal a todos los mexicanos.

Todos los panelistas -dijo- coincidieron en que el presidente de México tiene razón en que la solución para enfrentar las consecuencias económicas y sociales no debe ser con las recetas neoliberales de mayor endeudamiento, ya que consideran que lo correcto es atender a los trabajadores, a las micro y pequeñas empresas incluida la economía informal a través de la amplia gama de programas sociales que está impulsando.

Finalmente, coincidieron en que esta crisis es una oportunidad para impulsar el multilateralismo, articular la cooperación internacional, reforzar políticas públicas innovadoras a través de una nueva agenda progresista, reforzando las políticas sociales de alto impacto y aumentar la inversión en ciencia, investigación y cultura, informó Ricardo Baptista

9 vistas